viernes, 18 de diciembre de 2015

Jean Marie Millot

Jean Marie Millot
.
Natural de Lyon (Francia)
.
Fotografía, Archivo de Gerardo Lizarazo Millot

Margarite Barberin de Millot

Margarite Barberin de Millot
.
Esposa de Jean Marie Millot
Natural de Montpellier (Francia)
.
Fotografía, Archivo de Gerardo Lizarazo Millot

Raul Millot Barberin

Raul Millot Barberin
.
Hijo de Jean Marie Millot y Margarite Barberin,
.
Fotografía, Archivo de Gerardo Lizarazo Millot

domingo, 13 de diciembre de 2015

sábado, 24 de octubre de 2015

Nicolás Tanco Armero,(Hondano) el primer colombiano que pisó tierras Chinas por Andrés Bermudez Liévano


Hace 157 años inició una aventura que lo llevó al país asiático.
.



Agustín Codazzi y los demás científicos de la Comisión Corográfica exploraron los rincones más recónditos de Colombia a mediados del siglo XIX. Trazaron mapas de la joven nación, documentaron su vegetación. José María Samper, Andrés Posada Arango y Salvador Camacho Roldán recorrieron Estados Unidos y Europa. Pero pocos viajeros fueron tan intrépidos como Nicolás Tanco Armero, quien hace exactamente 157 años se convirtió en el primer colombiano en poner sus pies en China.
Tanco Armero fue un personaje muy particular. Cuando tenía 20 años, el joven, nacido en el seno de una familia conservadora y educado en París, fue encarcelado durante tres meses por lo que él llamó "razones desconocidas" y lo que otros describieron como un insulto al presidente liberal José Hilario López. En todo caso, el confuso incidente convenció a Tanco Armero de la necesidad de "respirar en países extranjeros el aire libre" y "distraer un poco el fatigado espíritu", por lo que emprendió un extraordinario periplo de nueve años que lo llevó a cinco continentes. A su regreso, registró sus hazañas y sus desventuras en Viaje de Nueva Granada a China y de China a Francia, publicado en 1864 por la imprenta parisina de Simon Raçon.
La primera parada de Tanco fue La Habana, donde varios terratenientes lo contrataron para emprender una muy particular misión comercial al otro lado del mundo. Cuba, entonces todavía colonia española, era consciente de que el movimiento abolicionista cobraba fuerza en los jóvenes países hispanoamericanos y decidió comenzar a traer mano de obra desde China para trabajar junto a los esclavos africanos. Estos emigrantes chinos, que recibían el nombre de coolies o culíes, eran típicamente cantoneses -siempre hombres- que llegaban con contratos por hasta 80 años a las vastas plantaciones e ingenios de caña de azúcar que había en la isla.
Se calcula que, en total, en el siglo XIX llegaron 124.800 chinos a Cuba, con lo que comenzó una rica mezcla racial y cultural que todavía se siente en la cultura cubana. Entre ellos, por ejemplo, arribó un hombre llamado Yam Lam, cuyo hijo Wilfredo se convertiría medio siglo más tarde en una de las figuras más importantes del surrealismo y del arte latinoamericano.
En el Imperio Celestial
En 1855, cuatro años después de haber zarpado de Cartagena, Tanco Armero llegó finalmente a ese país mítico cuyas puertas habían permanecido cerradas al resto del mundo durante siglos.
Aunque su viaje comercial resultó un fracaso, el joven de 25 años quedó fascinado con el inmenso país de 360 millones de habitantes. Su libro, uno de los pocos relatos de viajes a China escritos por latinoamericanos en el siglo XIX, relata esas primeras impresiones con asombro y mucho humor, aunque también con algunos prejuicios heredados de una tradición occidental que se consideraba superior a la asiática.
A Tanco le cautivó observar cómo los chinos enterraban lechoncillos y otros alimentos junto a sus muertos; que en las ciudades chinas "jamás se anda por recreo, siempre es por negocio", y que bebían más té que agua. Le horrorizaban las historias de que en la sola ciudad de Cantón habían ejecutado a 180.000 personas en un año y se sorprendía de la abundancia de "compañeras accidentales" en sus calles. Le maravillaba la manera como los escasos comerciantes europeos -que llamó "plantas exóticas"- se adaptaban a la vida entre personas que "carecen del sentimiento de lo bello y sublime". "En casi todos los países tropicales o de climas abrazadores, la mujer se consume y aniquila muy pronto, pero en ninguna parte con tanta rapidez como en China. ¡Pobres flores de Occidente, tal parece que se marchitan, que mueren al transplantarlas al Oriente!", narró.
Además de pintorescas, sus anécdotas brindaban una mirada privilegiada -aunque a veces distorsionada- de un mundo tan lejano como desconocido para los habitantes de la Nueva Granada. En una ocasión, le ofrecieron un suntuoso banquete en el puerto colonial de Amoy, hoy conocido como Xiamen. Entre los curiosos platos que le sirvieron -como sopa de aleta de tiburón y nido de pájaro- había uno que le resultó especialmente difícil de comer, en el sentido más literal de la palabra. "Por más que me esforzaba en sostener el tortugoso líquido con los palitos, estos se abrían como compases o tijeras y en lugar de conducirlo a la boca que se abría como si dijéramos de par en par, dejábanlo escapar furtivamente por la barba en dirección de la pechera. (...) Mientras los demás convidados habían devorado dos o tres platos de la rica sopa, yo andaba a paso de la tortuga que no podía probar", 
.
Escribió
Andrés Bermúdez Liévano
China Files
.
Tomado de;
http://www.eltiempo.com/archivo/documento/CMS-11751201
.
http://china-files.com/es/link/17908/las-aventuras-de-nicolas-tanco-armero-viajero-colombiano-en-la-china-del-siglo-xix
..
.

Nicolás Tanco Armero, el aventurero colombiano que pisó tierras chinas en el siglo XI


PorNatalia Tobón Tobón | 07-05-2012 - 11:50:22




.
.

A mediados del siglo XIX, un joven aventurero colombiano recorrió los cinco continentes y se convirtió en el primer ciudadano del joven país en pisar China. Tres años después, Nicolás Tanco Armero regresó de Oriente lleno de historias del Imperio Celestial, que registró en unas singulares memorias de sus viajes. A propósito de la visita oficial del presidente colombiano Juan Manuel Santos a China esta semana, rescatamos su historia.
.
Quien podía viajar en el siglo XIX solía volver a casa y sentarse a escribir un libro con sus impresiones y sus hazañas. Los destinos, entonces idealizados y exóticos, solían ser casi siempre los mismos: Italia, España, Alemania y por supuesto Francia. Ocasionalmente alguno se aventuraba tan lejos como Grecia o la Tierra Santa. Estas crónicas de viajes, lejos de obedecer a un impulso ególatra, representaban la manera de conocer otros mundos en momentos en que la fotografía apenas despuntaba. 


Pero muy pocos viajeros llegaron tan lejos como Nicolás Tanco Armero, un aventurero y cazafortunas que se convertiría en el primer colombiano en pisar tierras chinas. El joven impetuoso y de ideas conservadoras, hijo del último ministro de Hacienda de Simón Bolívar, se veía envuelto en problemas con el gobierno liberal de José Hilario López y resolvía buscar fortuna en otros lugares. Con apenas 21 años, Tanco Armero dejó la Nueva Granada y comenzó una travesía que le conduciría a Jamaica, Francia, Egipto y Ceilán, antes de recalar en Hong Kong. 


Los detalles de su apasionante periplo quedaron grabados en las páginas de su Viaje de Nueva Granada a China y de China a Francia, publicado en París poco después de su regreso definitivo a Bogotá, en 1864. El punto central de su relato fueron los tres años que pasó en el Imperio Celestial, un “país vedado por tantos años a la luz de la civilización”. 


Tanco Armero viajaba sin un rumbo fijo, pero uno de sus primeros destinos marcó el rumbo del resto de su viaje por el mundo. En Cuba, entonces todavía una colonia española, entabló amistad con varios empresarios locales, que le encomendaron un rentable encargo: traer mano de obra china a las plantaciones azucareras de la isla. Así que, dos años y una decena de países después, llegó al puerto de Hong Kong. Corría el año 1855, reinaba entonces la dinastía Qing y China era un enorme mercado de opio. 


La misión no salió como esperaba Tanco Armero, que poco habla de sus “asuntos comerciales” en su crónica de viajes. De pronto porque se trataba ya de un tema sensible, pues la esclavitud había sido abolida por la Nueva Granada justo el año de su partida. La “emigración” de coolies hacia el Caribe no era comercio de esclavos, pero al fin y al cabo tampoco era un negocio modelo. 


Lo cierto es que la historia se cruzó en su camino. Un día los oficiales chinos abordaron un navío británico sospechoso de contrabando en el delta del río Perla. Los ingleses respondieron bombardeando la ciudad de Cantón y comenzó la Segunda Guerra del Opio, que finalizaría años más tarde con una victoria de Francia y Gran Bretaña que obligaría a China a abrir sus puertas al mundo.


En cambio, los cuadernos de viaje del joven aventurero abundan en detalles sobre las novedades que le ofrece China. Todo maravilla a Tanco Armero, que no puede dejar de comparar las escenas que se desenvuelven ante sus ojos con el mundo “europeo” que había dejado atrás en América Latina. Capturan su imaginación las singulares tradiciones chinas: las cabezas rapadas y trenzas largas que lucen los hombres, las almohadas de madera duras “muy a propósito para romper la cabeza” o las leyes que prohiben el matrimonio entre músicos y comediantes. “Es un hecho ciertamente digno de observación que casi no hay acto en la vida que el chino no ejecute exactamente al revés de nosotros”, concluía.


En aquella época los viajeros extranjeros solamente tenían permiso para visitar cinco puertos chinos, que habían sido abiertos al comercio en virtud de una serie de acuerdos impuestos por las potencias occidentales a China. A Tanco Armero, sin embargo, le producía profunda curiosidad ver cómo era la vida “China adentro”, donde los forasteros poco se asomaban. “Los europeos se hallan encerrados en un cuadrito que les está marcado, y ¡ay del que se atreva a pasar los límites! que será destrozado por los habitantes, que no pueden tolerar la vista de los fanguais o diablos de Occidente”, escribe. 


Tanco logró convencer a un misionero protestante británico, que aceptó guiarlo con la única condición de que el colombiano viajara disfrazado. “Preciso me fue acceder a esta justa exigencia. No sin gran pena, sin embargo, pues tenía que raparme la barba y la cabeza”, relata. A la pérdida de su abundante y característica barba, se sumaron unos pantalones bombachos azules, una saya y un par de zapatos con suela de madera y “la forma de un bote”. 


Al cuarto día de excursión el sacerdote, que sí hablaba mandarín, notó asustado que la gente murmuraba improperios a su paso, por lo que decidieron refugiarse en la casa de un anciano maestro rural. Cuando salieron casi tres semanas después, se vieron súbitamente envueltos por una multitud que les lanzaba insultos y pedradas. En medio de sus nervios, Tanco sacó una pistola e hirió a dos de sus perseguidores. La muchedumbre se abalanzó sobre ellos y los capturó, llevándolos de regreso ante el virrey de Fuzhou. Los dos hombres, especialmente el misionero, temían por sus vidas -“cuando se trata de ser cruel, los chinos, como el resto de los asiáticos, lo son en superlativo grado”- pero se libraron de esa suerte por obra y gracia del cónsul inglés, que intercedió por ellos. 


Tanco Armero regresó entonces a Hong Kong, que había dejado de ser la ciudad cosmopolita donde cientos de europeos iban a leer los diarios atrasados que llegaban de Europa o se vestían como si estuvieran en los fríos climas septentrional. En plena Guerra del Opio y ante la incertidumbre en el aire, el frustrado comerciante de chinos decidió emprender el viaje de regreso. Arribó finalmente a Bogotá en 1860, nueve años después de haber partido. 


Pero tampoco esta vez pudo quedarse en tierra firme. En los años sucesivos organizó dos viajes más -esta vez en compañía de su esposa- a Filipinas, Indonesia, China y Japón.

Artículo publicado en Semana (Colombia) 
.
Tomado de;
http://china-files.com/es/link/17524/nicolas-tanco-armero-el-aventurero-colombiano-que-piso-tierras-chinas-en-el-siglo-xix
.
.

Viajes y Negocios: El primer colombiano en China

Jacinto Fombona

DOI: 10.5790 / Hong Kong / 9789622099142.003.0005
Este capítulo examina Nicolás Tanco Armero como un ejemplo de una élite cultural latinoamericana, a la vez crítico y cómplices de la explotación imperial. China es la instancia fundamental esgrimido por Tanco Armero en sus argumentos a favor de viajar. Narrativa de viajes de Tanco Armero habita en los detalles de la cultura china, la religión, las leyes, la historia y la situación actual del país. Los orígenes de la presencia europea, así como la interacción entre los diferentes imperios occidentales en tierras chinas, son un asunto de especial interés para el autor. Su visión del mundo es una interesante mezcla de liberalismo mercantil y de la redención cristiana a través del progreso. También transmite la historia de sacerdotes misioneros católicos que les dicen de los chinos riendo a carcajadas con sus explicaciones de "verdades" religiosas y las referencias al alma.

Palabras clave:   Nicolás Tanco Armero, de China, de viajar, de negocios, la cultura china, la religión, las leyes, la historia
.
Tomado de;
http://hongkong.universitypressscholarship.com/view/10.5790/hongkong/9789622099142.001.0001/upso-9789622099142-chapter-5
.
.

sábado, 19 de septiembre de 2015

Luis Cuartas, de Fresno a Honda.

.
Homenaje que rinden a un forjador de progreso y virtudes, hombre de valor y convicción moral. Luis Cuartas.
.
Tomado del facebool de Luis Alberto Cuartas

viernes, 18 de septiembre de 2015

Jaime Cedano Roldan ex concejal de Honda

.
.Imputados Director y periodista del diario ABC que calumniaron al refugiado político Jaime Cedano y a IU-Sevilla



El Juzgado de instrucción número 4 de Sevilla ha proferido una resolución de imputación por el cargo de CALUMNIA en contra del Director del diario ABC de Sevilla y del periodista ALBERTO GARCIA REYES por afirmaciones del periodista y del diario según las cuales el “Ayuntamiento de Sevilla acoge a un terrorista de las FARC”, portada del diario ABC de Sevilla en la edición del día 4 de marzo de 2010, y que fue continuación de una serie de artículos publicados en el mismo diario durante dos años en los cuales en diversos artículos se señalaba que Jaime Cedano Roldán un dirigente político colombiano acogido en protección por el gobierno español en razón de las comprobadas amenazas en contra de su vida, era un terrorista de la guerrilla de las FARC.
Jaime Cedano Roldán es un militante del Partido Comunista Colombiano desde hace 40 años. Es sobreviviente del exterminio político de dos organizaciones políticas. Sobrevivió al exterminio de la Unión Nacional de Oposición- UNO- organización política opositora de la cual Cedano fue concejal en el municipio de Honda entre los años 1978 y 1982. También es sobreviviente del Genocidio cometido contra la Unión Patriótica, movimiento político al que le asesinaron más de cinco mil de sus militantes entre los años 1985 y 2011. Jaime Cedano fue integrante de la Dirección Nacional de la Unión Patriótica y en esta calidad desde el año 2000 hizo parte del proceso de búsqueda de la Verdad, la Justicia y la reparación de cara a la demanda aceptada por la Comisión Interamericana de Derechos humanos de la OEA en contra del estado colombiano por el exterminio de la UP.
Por amenazas en contra de su vida Jaime Cedano decidió radicarse en España y pedir protección por razones humanitarias al Estado español, protección que le fue concedida y prorrogada en los años consiguientes. 
Desde el año 2008 el diario ABC de la ciudad de Sevilla y en artículos siempre firmados por el periodista Alberto García Reyes se publicaron más de diez artículos y crónicas señalando a Jaime Cedano como un terrorista de las FARC a quien Izquierda Unida y especialmente el primer teniente de alcalde, Antonio Torrijos, protegían y financiaba.
Es absolutamente obvio y claro que las acusaciones en contra de Jaime Cedano y del apoyo que Izquierda Unida y Torrijos le brindaban fue una estrategia electoral del ABC y del Partido Popular. 
No es casual que Juan Ignacio Zoido, candidato del PP, afirmara en el diario de Sevilla:”es inaceptable que con los dineros de los sevillanos se financie a un terrorista.”
La justicia española está abriendo un espacio para impedir la impunidad con que se quieren arropar los empresarios de los grandes medios vinculados abiertamente a campañas políticas en su propaganda y diatribas insensatas que ponen en peligro la vida de perseguidos políticos acogidos como tales por el Estado español. Y lo hace precisamente, y vaya casualidad, en las mismas fechas en que la Corte Suprema de Justicia de Colombia ha considerado como ilegales los procesos abiertos contra periodistas críticos y opositores políticos del gobierno de Álvaro Uribe Vélez en base a las informaciones supuestas del supuesto ordenador del abatido jefe guerrillero Raúl Reyes. 
.
Tomado de:
http://www.rebelion.org/noticia.php?id=128752

viernes, 11 de septiembre de 2015

David Robert Owen Hughes Williams



David Robert Owen Hughes Williams

.
MURIÓ LÍDER POLÍTICO DE HONDA:


Por: NULLVALUE
David Hughues, piloto, empresario, gerente de la Casa Inglesa y primer alcalde popular de Honda, murió ayer debido a las lesiones sufridas el veintiocho de octubre último cuando la avioneta en que viajaba se accidentó en la hacienda El Triunfo, de su propiedad, cerca a la Ciudad de los Puentes. Al tocar pista, el avión fué a parar a una cuneta y se incendió. Casado, con dos hijos y 60 años de edad, había nacido en Honda pero tenía origen inglés. Su padre fundó la Casa Inglesa en Colombia, que en los años treinta y cuarenta representaba intereses económicos de empresas importantes de la Gran Bretaña. Después del accidente, Hugues fué trasladado a la Fundación Santa Fé de Bogotá, donde falleció. Nación. Cali

Tomado de:
http://www.eltiempo.com/archivo/documento/MAM-244299

domingo, 6 de septiembre de 2015

Museo del río Magdalena Honda Tolima (Sus inicios)

http://www.colarte.com/colarte/foto.asp?idfoto=179877

EL MUSEO DEL RÍO MAGDALENA




Construido en 1990 y remodelado en 1995. Este valioso lugar se encuentra en Honda.

Por: NULLVALUE



.

  El río Magdalena ha sido protagonista de la evolución del hombre desde hace más de 15 mil años. También ha sido protagonista de la historia colombiana desde épocas memorables de la colonia y sus aguas han albergado miles de especies, muchas de ellas hoy extintas.
Todo esto se puede descubrir en el Museo del río Magdalena que funciona desde el año de 1990 en el municipio de Honda, en el sitio conocido como el Cuartel de la Ceiba, en la Calle 10 No. 9 - 01 Ambalemita.
Por solo 500 pesos los niños y 1.000 pesos los adultos, en un recorrido por cinco salas, el visitante puede descubrir los secretos del gran río de la Magdalena, un lugar en el que se resalta y se le da valor, no solo al río sino a Honda, el municipio que en el Tolima es reconocido como la sede de sus aguas.
Tal vez a este lugar le ha faltado la difusión que su aporte a la cultura colombiana amerita. Muchas veces el viajero llega a Honda y no sabe qué hacer, además de buscar pescado para almorzar y de tomarse una foto en el puente Luis Ignacio Andrade, paso obligatorio por esta ruta entre Bogotá y el norte del país.
Pero no, el río Magdalena tiene su museo. Un lugar ávido de ser visitado; un lugar que quiere contar historias y que alberga conocimientos.
La visita a este histórico lugar, como casi todo lo que se encuentra en Honda, puede tardar entre una hora y hora y media y está asesorada por personal que sabe, que quiere y que ha estudiado la vida del río.
Es una alternativa turística al norte del Tolima, desconocida incluso por los tolimenses. Está ahí, al alcance de cualquier bolsillo y nos cuenta que el río es más que buenas o malas subiendas. Nos invita a querer lo nuestro, a valorarlo y a apreciar a la gente que lucha porque no muera la historia.
Mapa de Ibagué a Honda y ubicar una foto del museo en el mapa de Honda.
Salas del Museo Sala 1. La evolución del hombre.
Imágenes y relatos de la aparición de los primeros pobladores que ingresaron a través de la cuenca del Magdalena hace aproximadamente 15.000 años.
Sala 2. Asentamientos indígenas.
Recuento de todas las manifestaciones culturales que se han dado en la parte alta del Magdalena.
Sala 3. Fauna y flora.
Se encuentran todos los ecosistemas, a partir de un mural en donde se muestra el páramo donde nace el río y se recrea con fotografías de algunas de las especies que allí habitan y se baja por los diferentes pisos térmicos.
Sala 4. Tradición de Honda.
La historia y los personajes que han hecho historia en el desarrollo del municipio.
Sala 5.á Historia de la navegación.
Se ilustra con maquetas las embarcaciones que han navegado por sus aguas desde la época de la Colonia  


Tomado de:
http://www.eltiempo.com/archivo/documento/MAM-1529082
.
El Museo que un día fue Puerto
El Museo del Río, ubicado en Honda, fue uno de los puertos más importantes del Siglo XVIII. Además, fue cuartel de gendarmería y biblioteca y archivo municipal.


A escasos metros del río Magdalena, en Honda, se encuentra el Museo en homenaje al afluente más importante de Colombia y por donde ingresó el desarrollo al país.

  En el que un día fue el puerto de El Retiro en la Ciudad de Los Puentes, hoy reposan maquetas de embarcaciones que navegaron por el Magdalena, anclas, objetos de pesca artesanal y animales disecados que habitan y habitaron la región.

  “El Museo del Río fue en la época de la Colonia, siglo XVIII, el puerto El Retiro. Este fue el segundo en importancia en el centro de La Nueva Granada porque primero fue el Puerto de Caracolí, en la parte baja (de Honda)”, sostuvo el historiador y docente Tiberio Murcia Godoy.

Dicho puerto, según Murcia Godoy, comunicaba a la Villa de San Bartolomé de Honda con el Sur del Tolima; allí se cargaba y se descargaba lo que conducían hacia Ambalema, Purificación y Neiva.

  “Podemos hablar de quina, tabaco y todos aquellos productos que de una u otra forma los españoles trabajaron. 

  “Por ejemplo, los españoles trabajaron con la quina, los ingleses con el tabaco y mucha carga que traían del Sur, de Natagaima y Purificación; además, traían las ollas en balsa, pues venían a descargarlas porque tenían que pagar el impuesto que hubo en la época y que era obligatorio para el Rey”, argumentó.
-



El Retiro fue importante para la navegación del Siglo XVIII hasta mediados del Siglo XIX, “porque al ir descendiendo el caudal del río Magdalena el puerto quedó a la deriva”.
La construcción

El Museo del Río es una construcción colonial y se tiene testimonio escrito, según Tiberio Murcia, del Siglo XVIII (1760 – 1770), ya que aparecen algunos comentarios sobre el mismo. 

  Es una edificación, además, construida para evitar los embates del río Magdalena, pues se encuentra en la parte alta.

“Cuando deja de prestar sus servicios, porque perteneció a los Germán Ribón, quienes tuvieron la administración de todos los puertos sobre el río Magdalena, pasó a finales del XIX (1899) a manos del francés Gilibert, quien instaló el cuartel de gendarmería. Después de la Guerra de los Mil Días quedó abandonado”, aseveró el docente.

Posteriormente pasó a convertirse en la biblioteca y archivo municipal de Honda; en 1996 inició el proceso de Museo.

“A partir de 1996-1997, Cecilia Polanco de Laverde junto con Joaquín Molano y otros personajes, crearon la Fundación Río Magdalena y a partir de 1998 está funcionando el Museo, en el que encontramos varias salas con aspectos interesantes de la historia del hombre y del río Magdalena”, dijo.
-



Falta variedad

Aunque el Museo cuenta con exhibiciones como la evolución del hombre, los asentamientos indígenas, la fauna y la flora, la historia de la navegación y la pesca artesanal, falta variedad con el fin de motivar a los visitantes. “Al comienzo, como toda novedad, venían muchas personas, más que todo jóvenes de diferentes ciudades; el Museo ha recibido algunos apoyos de Cormagdalena porque al fin y al cabo es el único Museo del Río que hay entre Neiva y Barranquilla”, indicó Murcia Godoy.

Y agregó: “Como el Museo no cuenta con un apoyo estatal grande, tiene un cobro mínimo que no supera los dos mil pesos, que sirve para pagar algunos servicios. Ha sido muy visitado, pero se requiere de cambios y eventos constantes que necesita un Museo, para que cuando venga la gente no encuentren lo mismo y vean que hay unas salas especiales que se estén rotando”. 

Salas de exhibición
  • La evolución del hombre y la aparición de los primeros pobladores que ingresaron a través de la cuenca del río Magdalena.
  • Los asentamientos indígenas en la parte alta del río Magdalena con algunas muestras de sus manifestaciones culturales.
  • La fauna y flora mostrada a través de los principales ecosistemas.
  • La historia de la navegación por el río Magdalena ilustrada con algunas maquetas de embarcaciones utilizadas en la época de la colonia.
  • La pesca artesanal.
Publicada por
JORGE LUIS HERNÁNDEZ SÁNCHEZ (Acord Tolima)
Fotografías: Jorge Cuellar
-

Tomado de:
http://www.elnuevodia.com.co/nuevodia/especiales/dia-del-tolima/140475-el-museo-que-un-dia-fue-puerto

viernes, 4 de septiembre de 2015

Medico Hernando Luna Muñoz, un legado al servicio de la comunidad hondana


1921 * 1995


El  Doctor HERNANDO LUNA MUÑOZ, nace en el Municipio Huilense de Garzón el día 16 de enero de 1921, en el hogar conformado por sus padres Don Emiliano Luna Trujillo y Josefina Muñoz Penagos.

Inicio sus estudios de Primaria, en el municipio de Garzón, Huila. Y en el Colegio Mayor de Nuestra Señora del Rosario, en la ciudad de Bogotá.

Sus Estudios superiores los adelanto en la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional de Colombia, Sede Bogotá. En la misma Alma Mater, realiza y culminan sus Especializaciones en Cirugía,  Ginecología,  y Obstetricia.

Contrajo matrimonio en febrero de 1948 con la Señora Lola Dolores Álvarez Manrique, nacida también en el municipio de Garzón, Huila. De esta Unión nacen sus hijos Hernando Emilio, María Constanza, María Claudia Patricia, Mauricio, y Juan Guillermo.


Sus primeros años como profesional y Especialista de la Medicina, los ejerce en la ciudad de Bogotá, en la Clínica Santa Lucia, y posteriormente en el municipio de Mariquita, Tolima. Luego en el año de 1949 se radica en la ciudad de Honda Tolima, donde ejerce su profesión hasta el momento de su fallecimiento.

En dicha ciudad ejerció cargos, de gran importancia como la Dirección General del Hospital San Juan de Dios. Así, como Director del Instituto de Seguros Sociales, ganándose el aprecio y respeto de esta Comunidad Hondana.

En varias ocasiones ejerció como Presidente del Club Deportivo de Honda.

Tiempo después, en compañía de un grupo de amigos, fue uno de los principales gestores  del Club Rotario de esta ciudad, ejerciendo su Presidencia en múltiples ocasiones. En varias oportunidades fue nominado para el cargo de Gobernador del Distrito 4290 de Rotary Internacional, nominaciones estas, que tuvo que rechazar, por motivos profesionales, que le colmaban gran parte de su tiempo. Siendo Miembro activo de la Fundación Rotaria, se erige como el máximo impulsador de la Construcción de un Barrio para personas de escasos recursos, denominado Ciudadela Rotaria Hernando Villamizar Bautista, o Barrio Rotario, existente en la actualidad, y que consta de ochenta y seis casas, aula múltiple, escuela y puesto de salud.

Con esta obras realizadas, daba como cumplida la máxima ideológica, que impulsa  a los Rotarios del mundo. Como es Dar de sí, antes de pensar en sí. 

Con grandes amigos de la época, fue el gran impulsor de la Fundación de la Corporación Educativa Regional del Norte del Tolima, Coreducación. Desde esta misma actividad fue el artífice de la granja experimental agropecuaria, dependiente de esta Entidad Universitaria, donde en el área agrícola se preparaban sus alumnos.

Otra de sus actividades, y dentro del poco tiempo libre que le dejaba su profesión se dedicaba a la actividad agropecuaria y ganadera. Igualmente, fue miembro en varias oportunidades de la Junta Directiva del Banco de la Republica.

A mediados de los años noventa, recibe la Máxima Condecoración a nivel mundial de la Fundación Rotaria Internacional, el Premio PAUL HARRYS, por su efectiva y excelente labor desarrollada en beneficio de la comprensión, y las relaciones de amistad entre los pueblos del mundo.

Esta condecoración como reconocimiento a las personas que como el trabajan en favor de la Comunidad más necesitada, sin ninguna contraprestación personal.

Mediante Acuerdo No 058 de fecha 09 de diciembre de 1995, emanado del Honorable Concejo Municipal, de la ciudad de Honda, se Rinde un Homenaje Póstumo a la memoria del Dr. HERNANDO LUNA MUÑOZ, como reconocimiento a la inmensa labor, en favor de la Comunidad Hondana, en consecuencia es destinado el nombre del ilustre galeno, al puesto de Salud, ubicado en el Puerto de Arrancaplumas, de nuestra hidalga ciudad Hondana.  
.
.

Su vida giro alrededor de su familia, a quienes se dedicó con especial cariño. Se caracterizó, por su vida ejemplar, su honestidad, bondad, generosidad rectitud, y culto a la amistad, gran calidad humana, su apostolado en la medicina, ejercida con la más pura ética,  y pensando siempre en el bienestar del ser humano. Filántropo de tiempo completo, fueron virtudes que siempre destacaron su personalidad, y vida.


Finalmente fallece en la ciudad de Honda, a la que tanto amo, y entrego de manera desinteresada, lo mejor de sí,  el día 15 de mayo de 1995. 
.
(Agradecemos a su hijo Juan Guillermo Luna Alvarez, por la deferencia con este blog al permitir esta publicación de su padre)

sábado, 22 de agosto de 2015

Blanca, Manuel y Walter Rothlisberger Ancizar, nietos de la hondana Agripina Samper Agudelo


Walter Rothlisberger Ancizar
(Foto tomada de: http://www.colarte.com/colarte/foto.asp?idfoto=225075)
.
Tanto Blanca, Manuel y Walter Rothlisberger Ancizar, son hijos de Ines Ancizar Samper del matrimonio con el suizo Ernst Rothlisberger. E Ines es hija de Manuel Ancizar y Agripina Samper Agudelo. Por lo cual Blanca, Manuel y Walter son nietos de la hondana Agripina, y sobrinos nietos del también hondano José María Samper Agudelo.
Pues bien el padre de Blanca, Manuel y Walter, escribió un interesante libro sobre nuestro país, "El Dorado" donde narra aspectos económicos, políticos, sociales y culturales de Colombia de finales del siglo XIX. El profesor Ernst, arribo a nuestro país en 1881 hasta 1885, e hizo una excelente labor en nuestro país.
Sus hijos también dejaron huella en nuestro país, hasta el hecho que aspectos tecnológicos aun llevan si impronta.
.
http://mikesbogotablog.blogspot.com/2014/01/the-helvetic-expedition-and-swiss-in.html

domingo, 12 de julio de 2015

Jorge Moreno Olano, gerente del Banco de Bogotá, sucursal de Honda Tolima, iba en el avión Scadta que se estrello en el que iba Carlos Gardelo

José Cervantes Angulo, escribió en el año de 1985, un articulo titulado los últimos 100 días de Carlos Gardel, publicado en El Heraldo, he aquí la parte que tiene que ver con Honda.
.

En el avión de la Scadta iban Hans Ulrech Thom, piloto, H. Fuerts como copiloto; Hernando Castillo, Lester Strauss, Estanislao Zuleta Ferrer; el abogado Guillermo Escobar Vélez y Jorge Moreno Olano, Gerente del Banco de Bogotá, sucursal de Honda, Tolima.
.
Tomado de:
.
http://www.elheraldo.co/aniversario/grandes-plumas/los-ultimos-100-dias-de-carlos-gardel-129933

sábado, 4 de julio de 2015

Honda, la bella ciudad que se niega a morir Por Ana Machado Gayón*

 Ana Machado Gayón
(Foto Tiberio Murcia Godoy. Julio 3 de 2015. Mariquita)
..
 Los que hace tiempo remontamos el umbral de los cincuenta años no podemos menos que mirar con tristeza como ha variado comercialmente la bien llamada “Ciudad de los Puentes”. Quizá el motivo primordial de su decalescencia la motivó la desaparición de Armero, pues al faltar esta, los comerciantes que quedaron resolvieron invertir en San Sebastián de Mariquita, por equidistante, por su clima y por otros factores que representaban ganancia para ellos.

Honda, la ciudad hermosa y señorial, la que aprendimos a amar desde pequeños porque era allí donde pasábamos las vacaciones escolares. El hecho de ser puerto de nuestro gran río Magdalena hacia que su comercio fuera extraordinario, pues no solo se movilizaba por barco la mercancía de la costa Atlántica sino del exterior, pues en Barranquilla se hacia el trasbordo de las embarcaciones internacionales a las nacionales.

Algo que siempre hemos admirado de Honda es su cultura; podemos decir sin temor a equivocarnos que es la ciudad más culta del norte del Tolima. Hace algún tiempo no la visitaba en la forma que lo hicimos estos días, es decir, con calma, para volver a recrearnos con su incomparable arquitectura colonial, sus calles empedrada da, y sobre todo su pulcritud, pues el aseo es otra característica que admiramos.

A Honda nos unen los lazos de amistad y familiares pues allí tenemos a Aurita, Carlos Hernando, Lucy y Miriam Reyes Machado, también los desaparecidos Escilda y Efraín Gayón, la primera por mucho tiempo tocando el órgano en la iglesia El Rosario, y el segundo, gran escritor, poeta, profesor de idiomas, pero que desgraciadamente cayó en manos del alcoholismo y eso lo destruyo.

Amigos entrañables como Cecilia Laverde, a quien consideramos la mujer más civica de Honda, sus hijas Flor María y Elsa, el gordo Buendía, sempiterno empleado de Bavaria, quien con su gran sentido de humor alegraba cualquier reunión. Gabriel  Álvarez, que como jefe de ventas de la citada empresa colaboró muchísimo con esta servidora cuando dirigía las “Danzas folclóricas de Mariquita”, igualmente con el censuario La Caldera para el cual nos dio publicidad en los 10 años de existencia; Alicia de Soto, otra gran amiga, también Aura de Pinzón, Maruja Amézquita; Polo Rubio, nuestro colega Luis Fernando Montoya, director de  El Puente y otros que nos escapan en este momento.

Ánimos amigos hondanos!. No dejen que esta preciosa ciudad se vaya al abismo; únanse todos y luchen por ella que se lo merece por bella, por acogedora, por su linda gente, por su historia, por todo.

Mariquita, julio 3 de 2015.

*Directora del periódico La Caldera del Diablo (Mariquita)